La Compañía Nacional de Ópera presentará en Bellas Artes La italiana en Argel

CDMX a 4 de Julio de 2018.- Este año, con motivo del 150 aniversario luctuoso de Gioachino Rossini (1792-1868), uno de los grandes compositores de ópera de todos los tiempos, los teatros más importantes del mundo le rinden tributo.

La Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes se ha unido a esta conmemoración con la Gala rossiniana ofrecida por Javier Camarena e invitados el pasado mes de abril, y dedicará el tercer título de su temporada al genio de Pésaro con la nueva producción de La italiana en Argel, una de las obras más representadas en el mundo, en la actualidad.

Podrá disfrutarse los domingos 8 y 15 de julio a las 17:00, así como el martes 10 y jueves 12 a las 20:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

La italiana en Argel es una ópera cómica en dos actos, con libreto de Angelo Anelli, en la que el autor hace gala de su genialidad musical y de la exigencia que para cada uno de los intérpretes suele imprimir en sus partituras. El virtuosismo altamente demandante toma forma en algunos de los números más conocidos de esta ópera, frecuentemente incluidos en programas concertísticos, como la obertura, las célebres arias que la mayoría de los personajes tienen a su cargo y el septimino con el que concluye el primer acto.

El elenco de siete solistas está encabezado por Guadalupe Paz, mezzosoprano mexicana especialista en el repertorio rossiniano, quien interpretará el difícil papel de Isabella, mientras que el joven tenor mexicano Édgar Villalba personificará a Lindoro. Estará también el bajo-barítono chileno Ricardo Seguel, quien se presentará por primera vez en nuestro país y cuyo rol de Mustafá ha sido celebrado en diferentes partes del mundo; la ocasión más reciente fue hace apenas unas semanas, en el Teatro Colón de Buenos Aires.

Participarán, además, actores, el Coro del Teatro de Bellas Artes, en su sección masculina, y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección concertadora de Srba Dinic.

El tono cómico con el que está desarrollada esta ópera encontró en Hernán del Riego un cómplice cuya comprensión del sentido del humor agudo y a veces negro de Rossini, entremezclado con el suyo propio, ha dado lugar a una obra ágil y divertida. Basada en una puesta en escena del propio Del Riego, de 2003, tiene como equipo creativo a Jorge Ballina, en el diseño escenográfico; Ingrid SAC, en la iluminación; Violeta Rojas y Emilio Rebollar en el diseño de vestuario y Carla Tinoco en el diseño de maquillaje.

Se trata de una comedia de enredos en la que la oposición de diferentes aspectos culturales –reales e imaginarios- son utilizados por el autor para crear escenas de gran hilaridad. Isabella, una joven italiana, decide ir en búsqueda de su enamorado Lindoro, preso en el palacio de Mustafá, bey de Argel. Tras ser atrapada su embarcación en las costas de Argelia, Isabella es aprehendida y llevada ante el bey, quien se enamora inmediatamente de ella y decide desposarla.  El plan de Mustafá es saboteado por Isabella mediante un cúmulo de argucias que incluyen escapar con Lindoro de regreso a Italia, no sin antes dar una lección al monarca para que aprenda a valorar a su despreciada esposa.

Esta ópera fue compuesta por Rossini a los 21 años, y hay dos versiones acerca del tiempo que le llevó su composición: una dice que fueron 27 días y otra más –atribuida al propio autor- que afirma haberse hecho en 18. Su estreno en Venecia, en mayo de 1813, fue dirigido por el compositor y recibido con gran entusiasmo por el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: