Las jugadas bien podrían ser las tramas de una novela o un cuento: Juan García Galiano

CDMX a 5 de Julio de 2018.- En fútbol lo único honesto es el balón, sentenció el escritor Juan García Galiano, quien participó en la charla Literatura y fútbol, al lado de su colega César Núñez en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

A propósito de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, la Coordinación Nacional de Literatura del INBA organizó esa actividad que contó con la moderación de Gabriel Hernández y en la cual se habló sobre el balompié y la forma en que se relaciona con las letras.

Aficionado al equipo Atlante, García Galiano, quien quería ser marinero, futbolista o cineasta, aclaró que no es un intelectual ni un lector superdotado. Para mí, dijo, el fútbol y la lectura son dos de mis mayores placeres en la vida.

Incluso aclaró: “Prefiero lo que no es aburrido, de ahí que elija a Messi y no a Eduardo Galeano. Lo que me apasiona es el juego, porque el origen de todo es una pelotita”.

Según él, las jugadas del fútbol bien podrían ser las tramas de una novela o un cuento; los protagonistas serían los arqueros, principalmente, y los árbitros, en muchas ocasiones, equivaldrían a los villanos.

Apasionado del cine, el novelista, cuentista y ensayista refirió que prefiere escuchar los partidos por radio y no verlos en la televisión, porque a esta solo le interesa la comercialización. En fútbol lo único honesto es el balón y señaló que la transmisión por radio bien podría calificarse como un género literario.

García Galiano comentó que el fútbol es mal visto desde el ámbito intelectual, a pesar de dominar nuestra vida diaria, el cual en la actualidad se ha vuelto una moda literaria.

El escritor e investigador argentino César Núñez señaló que un árbitro es el que modifica la lógica de un partido de fútbol.

Declarado hincha del Boca Juniors, mencionó que la separación entre los intelectuales y el fútbol no es privativo de México, sino de toda América Latina, como es el caso de Jorge Luis Borges, quien no entendía este deporte.

Comentó que esa idea comenzó a cambiar ligeramente en los años setenta con la aparición de Fontanarrosa y otros escritores. Hoy en día muchos narradores quieren escribir el cuento perfecto de fútbol y este ya es un tema evidente para la literatura.

Finalmente, Gabriel Hernández recordó que Juan José Arreola fue comentarista de fútbol en Televisa y la mayoría de la gente ignoraba que escribía. Recomendó a todos los intelectuales “salir del closet” para admitir que también les gusta el fútbol, como a millones de personas en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: